Contacto

462 112 44 29

 

462 600 23 85

 

WhatsApp

 

También puede utilizar nuestro formulario de contacto

Estamos también en redes sociales

Terapias Alternativas

üRehabilitación  Deportiva
üContracturas
üLectura de Cartas de Angeles  (no es esoterismo )
üSanacion con los Angeles (Espirutual) 
üVentosas
üDesgarres
üVendaje Neuronal 
üCono Terapias (limpieza de Oídos Sin Dolor)
üQuiropráxia
üBiomagnestismo
üReflexología
üNivelación de centro de Energía
 
 

La medicina China se está expandiendo con gran rapidez en los países  y su ritmo de crecimiento ha sido muy rápido en los últimos 20 años.  El libro "The Foundations ChinesMedicine"

 

Ha seguido imprimiéndose durante ya s de 12 años, y espero que esto haya contribuido al desarrollo de la medicina China en los países occidentales.  

La expansión afortunada a otros países de  una forma de medicina extraña debe contar con una correcta traducción de los textos  de consulta. Una vez se ha realizado esta  transmisión, también es importante adaptar la medicina importada a las condiciones clínicas reales del  país que la acoge.

 

Ahora estoy encantado puesto que aparece una traducción al español de  "The Foundations of Chinese Medicine", y espero sinceramente que ayude a los estudiantes y profesionales de España y América Latina.

 

Me gustaría aprovechar esta oportunidad para dar las gracias a Carlos Pomarón Arbués, que ha trabajado sin descanso para traducir mis libros con gran habilidad y sensibilidad. También estoy en deuda con Nuria Lorite Ayán y Alfonso Bronchalo Santos por trabajar en la traducción y en la edición del manuscrito.

 

Finalmente, deseo expresar mi agradecimiento a William Ahern y al equipo de Aneid Lda. quienes han

 

publicado esta traducción e hicieron posible todo el proyecto. 

Los ángeles son seres espirituales y de luz, estos seres de luz es incondicional, siempre están allí al lado nuestro, atentos, dispuestos a ayudarnos, guiarnos, mostrarnos el camino, siempre que nosotros lo decidamos. Esto es importante que lo recordemos, pues los ángeles no actúan en nuestras vida a menos que se lo permitamos.